Deja Palos su huella en Tigres

Luego de 25 torneos consecutivos siendo parte del primer equipo de Tigres, Enrique Palos fue cedido a préstamo a Juárez y deja la insittución como el jugador más ganador en la historia del futbol regiomontano.

por @Benjannz

Diciembre 14, 2017 07:00 pm

Tras tres años y medio de ser el portero suplente tras la llegada del argentino Nahuel Guzmán, Palos ha decidido darle un giro a su vida y enrolarse en apenas su segundo club profesional para la siguiente temporada, el Clausura 2018, los Bravos de Juárez.

Cuatro títulos de Liga, una Copa y dos Campeón de Campeones de manera consecutiva y una Interliga hacen de Palos el jugador más ganador del futbol local, superando los seis de Luis Pérez y Jonathan Orozco, ambos con el Monterrey.

Durante sus casi 13 años ligados a la institución felina, Palos utilizó cinco números diferentes, siendo primero el #35 en tres ocasiones; el #31 en cinco; el #21 en cuatro; el #1 en seis y el #22 en siete.

Palos subió al primer equipo para el Apertura 2005, siendo en ese entonces Edgar Hernández el arquero titular y fue hasta la Jornada 16 cuando el hidrocálido tuvo su primera banca en Primera División en el 3-1 de Tigres como local sobre UNAM un 19 de noviembre del 2005, esto debido a que Yair Urbina no fue convocado y Rogelio Rodríguez estaba lesionado.

Durante los dos próximos torneos, ambos del 2006, Palos siguió portando el #35 en su espalda y fue hasta la Jornada 12 del Apertura 2006 que tuvo su debut en el Máximo Circuito un 7 de octubre de aquel año en la derrota de 2-0 de local de los felinos ante Cruz Azul; Palos tuvo acción debido a que Edgar Hernández estaba lesionado y pese a ser el tercer arquero, hizo que sentarán a Emmanuel González dos fechas para tener actividad.

Sin embargo, pese a su debut en el Apertura 2006, Palos pasó dos años sin tener actividad en la Liga, ya que en los dos torneos del 2007 fue el tercero portero de Tigres, quien tuvo a Cirilo Saucedo como arquero titular y para los dos certámenes del 2008 siguió ocupando ese papel con Saucedo y posteriormente Oscar Pérez como el cancerbero de inicio.

Del Clausura 2007 al Clausura 2009, Palos portó el #31 durante cinco torneos y no fue hasta el primer semestre del 2009 que volvió a tener actividad en Liga, en la Jornada 4 en el 1-1 de visitante ante Cruz Azul debido a las lesiones del “Conejo” Pérez y Alfredo Talavera y así lo hizo una fecha más, en el 1-0 de los felinos como locales ante San Luis.

Palos no sólo jugó esas dos fechas, sino las últimas cuatro del torneo, ya que nuevamente Pérez y Talavera se lesionarían y por ende Palos terminó siendo titular.

Del Apertura 2009 al Clausura 2011, es decir dos años, Palos ya era el segundo portero de Tigres, así que sólo era cuestión de esperar el error del titular o una posible lesión para aparecer bajo el marco felino.

No obstante, el Apertura 2009 y los dos torneos del 2010, donde ya empezó a utilizar el dorsal #21, no jugó, sino hasta el Clausura 2011, donde fue titular en la Jornada debido a la lesión de Saucedo, quien terminó perdiendo el puesto fue Palos quien más jugó como cancerbero de Tigres, en 12 de 17 partidos.

Llegaría su recompensa, ya con Ricardo Ferretti al mando de los Tigres y a partir del Apertura 2011 al Clausura 2014, es decir tres años, Palos fue el arquero titular y llevó consigo el número que distingue al portero, el #1.

Durante dos años fue Hombre de Hierro de los Tigres, ya que del Apertura 2011 al Clausura 2013, es decir en cuatro torneos, no se perdió ningún minuto en Liga, aunque para el Apertura 2012 fue titular en 15 juegos y en los otros dos fue mandado a la banca tras errores puntuales.

Eso le costó a Palos, quien a partir de ese torneo vino a la bajo con los felinos y durante el Clausura 2014 apenas jugó tres partidos y en 11 encuentros fue arquero suplente del segundo cancerbero, Sergio García.

Finalmente, la llegada del “Patón” Guzmán en el Apertura 2014 y hasta el más reciente torneo, Apertura 2017, no sólo costaron el #1 a Palos, quien ahora utilizaría el #22, sino la titularidad y relegarse a la banca nuevamente.

Durante esos siete torneos con Guzmán como el portero titular de Tigres, Palos apenas jugó cuatro partidos y fue en el Clausura 2017, esto debido a las lesiones del argentino.

Y ahora, con el ingresó de Miguel Ortega al primero equipo y el refuerzo Eduardo Fernández en el torneo reciente, Apertura 2017, aunado a las lesiones, fue lo que motivo al de Aguascalientes hacerse aún lado luego de casi 13 años.

No obstante, Palos siempre recordado como el arquero titular de aquel Tigres que el 11 de diciembre de 2011 le regresó una Liga a la afición felina luego de casi tres décadas de sequía y podría presumir que ha ganado ocho títulos oficiales, haciéndolo el más ganador de Nuevo León.

Fueron 145 ocasiones las que Palos defendió la casaca felina en cualquier competencia oficial, 143 de esas como titular y 141 terminó jugando los 90; sólo en dos ocasiones ingresó de relevo, en el Clausura 2009 y en la Final de Vuelta del Apertura 2014.

Sumó 12 mil 806 minutos donde recibió 136 goles en donde destacó por ser un jugador disciplinado, con apenas 10 amarillas y ninguna roja.

Fueron 115 sus encuentros en Liga; 14 en Liguilla; ocho en Liga de Campeones de CONCACAF; siete en Copa MX; uno en Copa Libertadores, mientras que en Campeón de Campeones e Interliga jamás jugó, pese a que registra títulos en esas competencias.

Al final ocho títulos hacen de este arquero el más ganador del futbol regiomontano con cuatro Ligas obtenidas en los Apertura 2011, 2015, 2016 y 2017; dos Campeón de Campeones consecutivos, en 2015-16 y 2016-17; una Copa, en el Clausura 2014, así como la Interliga 2006, que pese a no jugar, ya era parte del primer equipo felino.